El deportista profesional como empresa

Los Personal Branders vemos a las personas como marcas, como su propia empresa. Así, con herramientas de coaching reconocemos la identidad de la persona y fijamos su objetivo; con técnicas de emprendimiento, ventas y marketing diseñamos una estrategia; y con la ayuda de la imagen y la comunicación la hacemos visible, para que dé a conocer quién es y qué ofrece.

Cada proceso de personal branding es único, pero, además, en el caso de los deportistas hay que prestar especial atención a dos aspectos importantes: la reorientación profesional, pues la vida deportiva se ve limitada en muchos casos por la edad, y la búsqueda de patrocinadores, que les proporcione los ingresos necesarios para poder dedicarse por completo al deporte como profesión.

El producto estrella de un deportista como empresa es su rendimiento deportivo. Es lo que le hace ser quien es. Ya sé que me diréis que deportistas como Beckham han ingresado más por publicidad – otro producto en el modelo de negocio del deportista – que por jugar al fútbol, pero esa publicidad es una consecuencia de la visibilidad ganada a través de su rendimiento deportivo. Además, os recuerdo que el producto estrella debe ir relacionado con nuestro talento y fortalezas, y no todos los deportistas saben posar delante de las cámaras con naturalidad como para convertir ese en su principal producto.

Ya tenemos dos productos: Rendimiento deportivo e imagen. Podríamos añadir un tercero, que sería profesión a largo plazo, pues hay muchos deportistas que tienen otra línea de producción. Por poner algunos ejemplos, Jesús Ángel García Bragado además de correr los 50km marcha es podólogo; la piragüista Teresa Portela es fisioterapeuta, y la regatista Marina Alabau tiene una empresa que organiza actividades de playa y montaña, con escuelas y campamentos.

El deportista profesional es el que asume la responsabilidad de su marca y gestiona su empresa de manera eficaz. Su principal reto es darse cuenta de que, como cualquier autónomo o emprendedor, él mismo es a la vez el director general, el producto, y la imagen visible de su marca.

Echemos un vistazo a las áreas de su empresa, las gestione el propio deportista o los tenga externalizados:

  • Dirección General, supervisar el funcionamiento de todos los departamentos, decide el objetivo y diseña la estrategia a seguir para conseguirlo.
  • Recursos Humanos, elegir bien a su equipo de trabajo: entrenador, preparador físico, coach, fisioterapeuta/masajista, agente/representante, jefe de prensa, abogado, asesor financiero…
  • Investigación y Desarrollo.Este es el área que más le gusta al deportista, pues es como yo llamo al entrenamiento y la competición. No hay que olvidar que los ingresos de un deportista también vienen, aunque no en todos los casos, de las competiciones que ganan.

Hay veces que el deportista se centra tanto en su producto estrella, que se olvida de los otros dos que hemos citado antes, la imagen y su profesión a largo plazo. Para gestionarlos habrá que diseñar planes de marketing y de carrera incluyendo una activación de la formación continua y un plan de negocio aparte para esa nueva línea de producción.

  • Mantenimiento. El físico hay que cuidarlo, y en este caso con un buen cuerpo médico, fisios, masajistas, podólogos, osteópatas, nutricionistas, dentistas…
  • Financiero, para gestionar bien sus ingresos, destinándolos a afrontar gastos, generar ahorro y realizar inversiones, bien para capitalizarlo, o bien en la mejora de la marca a través de un plan de formación.
  • Legal,para que todos los acuerdos sean revisados correctamente.
  • Comercial, para hacer negocios B2B, bien con los clubes, o bien con empresas patrocinadoras, según el producto.
  • Marketing, para dar valor a la marca, activar correctamente los acuerdos de patrocinio, y gestionar las relaciones públicas.
  • Comunicación, dar visibilidad a su marca, comunicar sus resultados, relacionarse con los periodistas y medios.
  • Responsabilidad Social. El principal motivo debería ser su implicación con la sociedad, su entorno y causas que le preocupen, pero no vamos a negar que la responsabilidad social da buena imagen, además de beneficios fiscales.

Un proceso de personal branding ayuda al deportista a trazar la estrategia de su empresa y ponerse en acción para alcanzar el éxito.

Cómo alinear marca personal y reputación

Uno de los objetivos de la gestión de la marca personal es que la percepción que los demás tienen de nosotros se aproxime al concepto que tenemos de nosotros mismos. Es decir, que la reputación y la marca personal coincidan.

Marca personal, en mi propia definición, es nuestro ADN comportamental, como pensamos, actuamos, nos comunicamos y relacionamos. La reputación es lo que los demás dicen de ti.

¿Cómo acercamos estos puntos? Para mí, las claves están en la coherenciaautoestima, aceptación y empatía.

Coherencia

¿Hasta qué punto el concepto que tenemos de nosotros mismos es real? En nuestra cabeza existe una versión idílica de nosotros mismos, nuestra mejor versión, nuestro super yo, pero no siempre actuamos en consecuencia.

¿Estamos orgullosos de todas nuestras actuaciones? ¿Honramos nuestros valores? ¿Tomamos decisiones en base a lo que queremos o a lo que necesitamos? ¿Qué nos importa más?

Hay dos verbos con los que actúes o no, siempre das información a los demás sobre tu marca personal: comunicar y elegir. De ahí el “cuando no eliges, también estás eligiendo” o “los silencios que dicen muchas cosas”.

Hay ocasiones en las que tomamos las riendas y elegimos, decidimos, y nos comunicamos de manera fluida, pero hay otras muchas tantas que no, que dejamos que pase el tiempo hasta que se reduzcan las elecciones o pensemos que ya no es posible la otra alternativa, que dejamos la decisión en manos de otros, que preferimos callar por miedo a ser juzgados, o que tomamos decisiones con las que no estamos del todo de acuerdo y hasta nuestro cuerpo nos delata reflejando un lenguaje no verbal que no concuerda con el verbal.

Conocernos bien, identificar nuestros miedos, complejos y objetivos nos ayudará a mostrar coherencia.

La coherencia no solo nos ayuda de cara a que los demás vean que siempre actuamos en base a unos mismos criterios, valores y principios; pero también nos hace sentirnos más orgullosos de nosotros mismos y ganar autoestima.

 Autoestima

Para que los demás te quieran, primero quiérete a ti mismo. Para que los demás confíen en ti, confía en ti mismo. Para que los demás te perciban como tú quieres, se fiel a ti mismo.

La autoestima es la confianza en nuestra capacidad de pensar y tomar decisiones que nos lleven a encontrar la felicidad, es valorar lo que uno es, y reconocer lo que puede llegar a ser. Y para eso, hay que identificar nuestros conocimientos y habilidades, así como también saber reconocer nuestros logros.

Sentirnos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos, orgullosos de lo que hacemos, con lo que proyectamos, y también con lo que perciben los demás. Cuanto mejor gestionemos nuestra marca personal, nuestra autoestima se verá reforzada.

Aceptación

A menudo, la autoestima choca con la autocrítica. Parece que si nos criticamos y exigimos hacer las cosas mejor nos tenemos que querer menos porque vemos en nosotros mismos cosas que no nos gustan. Hay un punto intermedio en ese recorrido, la aceptación.

El camino entre el concepto de nosotros mismos y la percepción no se anda solo en una dirección. No solo consiste en que los demás me conozcan más, sino que auto conociéndonos y aceptándonos, descubrimos que, en algunos aspectos, la percepción de los demás es cierta y se basa en acciones concretas. No podemos ser buenos en todo -de hecho, ya hemos dicho que no siempre somos coherentes-, tenemos debilidades y hay que aceptarlas, para así poder identificarlas y controlarlas, e impedir que nos limiten.

Y dentro de la aceptación, incluyo el perdón. ¿Nos hemos perdonado por nuestros errores debilidades o nos siguen pesando en la mochila? ¿Qué vamos a hacer para que no nos lastren?

Empatía

Ya hemos puesto nuestro mundo en orden: somos coherentes, nos queremos y aceptamos, pero no es suficiente para comunicarnos y relacionarnos bien. Porque para eso, hacen falta dos personas, y no se trata de lo que yo haga o diga o de cómo lo haga o diga, se trata de cómo la persona que tengo delante lo entienda e interprete. Como dice Andrés Pérez Ortega, “la marca personal no va sobre ti, va sobre los demás”. Y para hacerlo bien, hay que conocerles.

La interpretación de los demás depende de quienes son, qué necesitan, qué les ofrecemos, qué intereses tienen, qué expectativas tienen, qué experiencias han vivido, qué tenemos en común, e incluso cómo les hacemos sentir con respecto a ellos mismos (a menudo despertamos en la gente distancia hacia aquellos comportamientos que no les gustan de ellos mismos, y admiración hacía aquellos comportamientos que tienen dentro de sí pero no son capaces de mostrar).

Conocer bien a la gente con la que nos relacionamos, empatizar con ella y tenerles en cuenta a la hora de comunicarnos y relacionarnos nos ayudará a conectar mejor, haciendo que la gente interprete nuestros actos de una manera más parecida a la que lo hacemos nosotros.

Estas cuatro claves nos ayudarán a alinear la marca personal con la reputación en el día a día, pero esto sólo es el principio, aquí falta lo principal, el objetivo, el propósito que queremos alcanzar, y la estrategia a seguir para lograr que se haga realidad.

La profesionalidad da el éxito al talento

Hace unos meses Patricia Ramírez, reconocida psicóloga deportiva, cerraba su columna en el diario Marca con esta afirmación: “Se busca un profesional. Sin talento deportivo, no hay jugador, pero sin el saber estar de un profesional tampoco te servirá mucho su talento deportivo”. No puedo estar más de acuerdo.

¿Qué es la profesionalidad?

Para mí, ser profesional es responsabilizarte de tus actos, y adquirir conocimientos y modelar hábitos para desempeñar tu labor de la mejor manera posible.

A menudo, cuando hablamos en deporte de un comportamiento profesional tendemos a pensar en una buena alimentación, acondicionamiento físico, respeto del descanso y revisiones médicas periódicas.

Sin embargo, hay cuatro aspectos más, de ámbito profesional, que podrían ayudar a un deportista a la mejora del desempeño de su trabajo:

  • Una correcta selección de personas en su entorno profesional: Entrenador personal, fisio, médico, coach, psicólogo, jefe de prensa, agente, abogado, asesor fiscal.
  • Mejora de las habilidades sociales: educativas, participativas, emocionales, gestión de las relaciones, gestión del estrés, organización temporal.
  • Gestión y mejora de habilidades comunicativas, offline y online.
  • Autoconocimiento para la identificación de talento y fortalezas.

Voy a cerrar el post centrándome en este último punto, y es que el principal error en la gestión del talento es no reconocerlo o no valorarlo en su medida y obsesionarnos con lo que nos falta. Hablando claro, erróneamente prestamos más atención a las debilidades que a las fortalezas.

Imaginaos un partido de vuestro deporte favorito. ¿Cuáles son las jugadas que más os gustan? Personalmente, las mías son cuando un deportista hace que parezca fácil lo difícil. En esos momentos siento que aprovecha su talento.

Me encanta ver competir a un deportista que sabe lo que se le da bien hacer y lo explota. Me da mucha rabia cuando veo a otro que se empeña en hacer cosas que no forman parte de su juego. Estoy de acuerdo en que siempre se puede mejorar y en tratar de ser un deportista completo, pero si quiere ganar, deberá basar su éxito en lo que se le da bien y no al revés. Es como si queremos que Nadal gane un partido gracias a sus aces, que Bolt gane la carrera saliendo el primero desde los tacos o Mireia en los virajes, cuando sus fortalezas, su talento, se explotan en otra parte de la competición.

El otro día decía que una cabeza bien amueblada y un buen entorno social son vitales para llegar al éxito, la tercera clave es la gestión profesional.

Reorientación profesional antes de la retirada

Estamos en días de Juegos Olímpicos y algunos deportistas ven este momento como una retirada en la cumbre, una forma de cerrar una vida dedicada al deporte coincidiendo con el fin del ciclo olímpico, como el ciclista español Joaquim Rodríguez. Uno de los beneficios de gestionar la marca personal para un deportista, es el diseño de una estrategia de reorientación profesional para cuando deje la práctica profesional deportiva.

El deportista está acostumbrado a no pensar mucho en el futuro, durante la competición se mueve por el ‘partido a partido’ y en decisiones personales, salvo situaciones difíciles de mantener, suele esperar al final de cada temporada para abordar su futuro, para decidir si la próxima campaña renovará o se marchará a otro club, si cambiará de entrenador, agente… El motivo de pensar así es mantener la concentración, que no afecte la cabeza al desarrollo deportivo.

Pero la vida deportiva tiene un límite, aunque la gimnasta Chusovitina -con 41 años y disputando sus séptimos JJOO- nos demuestre que hay excepciones. El ¿y ahora qué? tras la retirada es tarde. La retirada no tiene fecha impuesta, hay quien la retrasa más, a quien le llega antes, y a quien le llega de repente en forma de lesión. Por eso, es bueno tener preparado el plan B, y además aprovechar el tirón de ser reconocido por nuestra actividad deportiva, e ir creando una buena transición a través de sinergias entre nuestro presente y futuro.

Un buen ejemplo marca personal y de estrategia de reorientación profesional, que aún no ha puesto fecha a su retirada deportiva, es el de la nadadora de sincronizada Ona Carbonell. Su interés por la moda le hizo comenzar sus estudios en la Escuela Superior de Moda de Barcelona (ESDI) en horario nocturno. Sí, le ha supuesto un esfuerzo, pero sigue compitiendo al máximo nivel y además ha sabido ir preparándose para su futuro profesional. Ona es la diseñadora de los bañadores que lucen Mengual y ella desde el 2013, incluyendo los que llevarán en los JJOO de Río2016. Nadie conoce como ella las necesidades de los nadadores con respecto al bañador deportivo, y además tiene la oportunidad de exhibirlo al mundo en cada competición en la que participa, por no decir que tiene su agenda repleta de contactos de posibles futuros clientes. Eso es una buena estrategia de reorientación profesional.

Y es que este proceso llena mucho más si se hace desde la motivación interna. Seguramente le podrán llegar muchas ofertas relacionadas con la natación sincronizada, pero ella decidió arriesgar a cambiar de profesión adquiriendo nuevos conocimientos y aprovechando su experiencia y estoy convencida de que le saldrá bien.

No todo el mundo ha hecho ese trabajo de autoconocimiento, no todos conocen bien sus competencias fuera de la pista en la que muestran sus habilidades deportivas. Y llegar a la retirada sin ese plan B, sin ese conocimiento, provoca a veces un sentimiento de desilusión, de vacío, que se llena con ofertas profesionales de lo más variopintas en las que se busca más la fama del personaje que el desarrollo de su talento, convirtiéndose así en una solución a corto plazo, pero no en el camino ideal según sus objetivos, motivaciones, capacidades e intereses.

Continuar la vida profesional en el mundo del deporte tiene muchas salidas: ser entrenador, coach, mentor, comentarista técnico, representante, juez/arbitro, director técnico, gestor deportivo… De ahí que cobran aún más importancia todas las relaciones personales y profesionales, la red de contactos, que se cree durante la vida deportiva. También hay una alta tendencia a incorporar a los deportistas como conferenciantes, transmitiendo valores asociados al deporte y como expertos en motivación, hasta el punto de que se extrapola la metodología de trabajo deportivo al mundo empresarial.

Por último, otro de los aspectos a tener en cuenta en la reorientación es el económico. El cambio de profesión requiere una inversión en uno mismo, a nivel formativo y de gestión de la marca personal, y además de asumir un nuevo paradigma económico y mantener una estabilidad financiera mientras ponemos en marcha el nuevo objetivo. En este aspecto también influirá el nivel de vida al que el deportista está acostumbrado, pues suele ser más complicado gestionar su economía para aquellos deportistas de alto nivel que compite en las principales ligas y cuyos ingresos van más a allá de normal, por lo que es aconsejable diseñar un plan financiero.

En resumen, las claves para una buena reorientación profesional tras la retirada deportiva son:

  • Preparar la estrategia con suficiente tiempo de antelación a la retirada.
  • Conocer sus talentos, competencias e intereses, lo ideal es hacerlo dentro del proceso de personal branding.
  • Buscar lo que nos llena y no quedarnos con las opciones fáciles.
  • Diseñar y cumplir un plan formativo.
  • Crear una buena y amplia red de contactos.
  • Crear sinergias entre el presente deportivo y el futuro profesional.
  • Aprovechar el empuje de ser conocido.
  • Diseñar un plan financiero que dé estabilidad económica en el cambio de actividad.
  • Pedir ayuda, no hay que pasar este proceso en solitario.

Los olímpicos españoles son tuiteros

270 deportistas españoles de los 306 que disputarán los juegos olímpicos de Río 2016 tienen perfil en Twitter. Rafa Nadal, con 10,5 millones de seguidores es el más popular, mientras que la waterpolista Beatriz Ortiz (@Beatriz_O8) roza la decena de seguidores.

Tenis, baloncesto, golf, ciclismo y natación son los deportes de nuestros olímpicos más seguidos en la red del pajarito. Aquí os dejo con el Top 10.

  Deportista Deporte Perfil TW Seguidores
1 RAFA NADAL TENIS RafaelNadal 10,6M
2 PAU GASOL BALONCESTO paugasol 3,6M
3 RICKY RUBIO BALONCESTO rickyrubio9 1.87M
4 RUDY FERNÁNDEZ BALONCESTO rudy5fernandez 1.06M
5 DAVID FERRER TENIS DavidFerrer87 1.03M
6 SERGIO GARCÍA GOLF TheSergioGarcia 460K
7 JOSE MANUEL CALDERÓN BALONCESTO jmcalderon 425K
8 SERGIO RODRÍGUEZ BALONCESTO sergiorodriguez 331K
9 ALEJANDRO VALVERDE CICLISMO alejanvalverde 263K
10 MIREIA BELMONTE NATACIÓN miss_belmont 250K

De cara a estos Juegos Olímpicos, los amigos de Twitter se lo han currado y en los últimos días han verificado los perfiles de una gran mayoría de participantes españoles, sin embargo, aún quedan algunos, imagino que por falta de información o por no haber completado la bio, como es el caso de @DavidBustosG.

Otro de los requisitos para verificar tu cuenta -que ahora puede solicitarse desde este formulario, es que éste sea público y no privado. Solo dos olímpicos españoles aún no le han quitado el candado a su cuenta, la judoca María Bernabéu y el regatista Diego Botín.

Respecto a los nombres de perfil en Twitter, me han llamado la atención el atleta Fernando Carro que usa su apellido con arte (@subetealcarro) y dos nadadoras: Marta González, que se hace llamar Chipirón! (@crivi95) y Fátima Gallardo que nos recuerda que @mellamanfati. Pese a estos buenos intentos, los ganadores a nickname curioso son el waterpolista Fran Fernández (@mambadeebano) y la rugbera Paula Medín (@sobraunasilla).

Hay quien, por no tener un perfil en twitter, tiene dos. Esto les pasa a unos cuantos becados por Telefónica y el programa Podium (p.ej. @Anita97Perez y @APerezPodium). El halterófilo David Sánchez, sin embargo, ha aprovechado que aún no tenía perfil personal y ha convertido @DSanchezPodium en su cuenta oficial ya verificada.

Otra deportista con doble perfil en Twitter es la jugadora de balonmano Carmen Martin, en este caso con perfil no oficial y el verificado (@caramela_88), donde curiosamente tiene menos seguidores. Y no es el único perfil no oficial, también le pasa a la Alba Torrens. Aquí les dejo el formulario para denunciar perfiles falsos, ¡haced que les llegue!

Además de los perfiles individuales, twitter ha verificado tres parejas deportivas, las de voley-playa masculino (@HerreraGavira) y femenino (@VP_Lili_Elsa), y la de tenis femenino (@MedinaParraRio). Por cierto, @ArantxaParra82es la última en unirse a la comunidad Twitter. También tienen cuenta común, aunque no verificada, las embarcaciones Echegoyen-Betanzos (@EBTeam23) y Xammar-Herp (@JordixJoan).

Mi recomendación a estos deportistas es:

  • Completad bien la información de vuestros perfiles y verificadlos.
  • Elegid el nickname que queráis siempre y cuando os sintáis cómodos y bien representados. Lo ideal sería identificarnos con nuestro nombre, pero a veces son muy comunes y no hay que coartar nuestra personalidad. Usad el nombre con el que os llamen, ¿os imagináis el perfil de Rodolfo Fernandez en vez de Rudy? ¿No os suena raro llamar a Rafa Nadal, Rafael? Pues esto ocurre.
  • Aunque compartáis actividad con vuestra pareja deportiva, aunque incluso os creéis un perfil conjunto para hablar de vosotr@s como equipo,  sois seres individuales y estaría genial que tuvierais vuestro propio perfil.

RECORDATORIO: Si quieres estar informado de estos juegos de la mano de sus protagonistas, te invito a que te suscribas a la lista #TeamESP que he creado en Twitter y que sigue a los 270 deportistas olímpicos españoles.

Yo, el primer obstáculo de la marca personal

Nosotros mismos somos el obstáculo principal en la gestión de la marca personal. No me gusta generalizar, pero nos conocemos muy poquito, y lo poco que nos conocemos, lo frenamos con creencias limitantes. De ahí, que el primer escalón a la hora de realizar un proceso de Personal Branding, sea el autoconocimiento.

Vivimos en una sociedad en la que no se mira muy bien a quien sale de la norma. Y, en general, se nos educa para que no salgamos de ella. No mirar, no escuchar, no hablar. O el también famoso “Ver, oír y callar”. Se nos limita a participar, a expresarnos, y el que lo hace, está incumpliendo ciertas normas sociales.

Y eso nos ha llevado a construir un montón de pensamientos y creencias que nos limitan a la hora de progresar personal y profesionalmente. A menudo pensamos que:

• la modestia choca con el reconocer nuestras virtudes y fortalezas
• la visibilidad se enfrenta a la discreción y privacidad
• para mejorar debemos trabajar nuestras carencias o puntos débiles
• no somos tan buenos como para difundir lo que sabemos

Todos esos pensamientos se transforman en miedo, miedo al rechazo de la sociedad ante los que destacan, miedo a lo que más tememos después de la muerte, la soledad.

Solo una fuerte autoestima y un buen entorno social nos permite lanzarnos a la aventura, a experimentar, a ser diferente, a exponernos, a compartirnos. Eso también se trabaja en la fase de autoconocimiento de la gestión de la marca personal.

A los deportistas les pasa igual, siempre decimos que los que llegan son los que tienen la cabeza mejor amueblada y con un entorno que le apoya. ¿No es lo mismo que autoestima y entorno social?

A menudo, y más visible en el deporte, hay una tercera arma, la superación. Sin embargo, es de doble filo. Sólo nos hará sentir realizados si la superación es hacia dentro, no hacia fuera.

Y es que, ante cualquier no del entorno, nos crecemos para demostrar que sí es posible, por cojones. Sí, a veces se logra la meta por cojones, pero no el éxito, porque nos damos cuenta de que la motivación, el dar en las narices al que te decía que no, no merecía la pena, y entonces nos quedamos con una sensación amarga.

En el deporte estamos acostumbrados a competir, y durante mucho tiempo, y aun pasa en algunos deportes, parece que competimos contra otros deportistas, otros equipos, otros países… y no es así. Las cosas que de verdad nos llenan son las que hacemos por nosotros mismos, para sentirnos bien con nosotros mismos, olvidándonos de los demás.

Citius, Altius, Fortius: Más veloz, más alto y más fuerte. Competid, pero hacedlo contra vosotros mismos. Utilizad la superación, pero la interior.

Presencia digital del #TeamESP

Preparados, listos, ya! El viernes se celebrará la ceremonia de inauguración de los juegos olímpicos de Río 2016 y comenzará el espectáculo. Volveré a estar enganchada a la televisión e internet atenta a lo que suceda como gran aficionada, pero en esta ocasión será diferente. Llevo largos días de trabajo analizando la presencia digital de los olímpicos españoles, y organizando datos para hablaros de la visibilidad de estos deportistas, sus aciertos y fallos en comunicación, en su forma de relacionarse con medios, clubes, federaciones, instituciones, patrocinadores y aficionados.

Para empezar, aquí tenéis unos cuantos datos de la información que he encontrado en relación a los 306 deportistas que van a Rio:

  • 58 con página web personal
  • 270 con perfil personal en Twitter*. Te animo a leer este post.
  • 94 con Fan Page de Facebook
  • 157 con perfil en Instagram
  • 56 con canal en Youtube
  • Solo 1 deportista promociona su perfil de Snapchat
  • 27 deportistas no participan en ningún canal de comunicación online

Para que puedas seguir estos juegos de la mano de sus protagonistas, aquí tienes la lista de los olímpicos españoles para Twitter y Facebook.

*ACTUALIZACION. El 4/8 se suma un perfil más, creado por la tenista Arantxa Parra @arantxaparra82.

Tim Tebow Time

Os confieso que no sabía quién era Tim Tebow hasta hace unos días. Yo, que me considero una enamorada de todos los deportes, y especialmente de los de conjunto (porque de equipo creo que ya lo son todos los deportes incorporando a entrenador, coach, médico, fisio, preparador físico…), reconozco que no me he sentido atraída por el fútbol americano. Tanto espectáculo y parafernalia alrededor me cansa, aunque sí que he ido a ver a los Granada Lions. Si es de balones ovalados, me llama más la atención el fútbol australiano y, por supuesto, el rugby.

Llegué a Tim Tebow por una búsqueda en Google. Quería una foto de un deportista rodeado de medios de comunicación con la idea de transmitir claramente el mensaje de lo que yo, con mi trabajo, ofrezco: Dar visibilidad al esfuerzo.

Y me encontré con él. Y como soy una buceadora de la red, me dejé llevar y encontré su historia, la de un deportista con una marca personal muy potente. Gustará más, gustará menos, pero potente. Tim Tebow lo tiene todo desde el punto de la marca personal deportiva:

Un sueño – Tenía en su día el sueño de ser profesional del fútbol americano, ahora “solo” quiere cambiar vidas.

Valores muy marcados – De una familia de tradición religiosa, no se encuentra una salida de tono de Tebow en la red. Siempre habló de amor, fe y esperanza.

Utilizar sus fortalezas – No se le caracteriza por ser un gran quarterback, de hecho, siempre se le critica su juego de pase. Lo que deportivamente sí que todos veían en él, era a un resucitador de partidos y un gran líder motivacional, contagiaba a sus compañeros, le hacía creer.

Su valor diferencial – Su religiosidad. Es su seña de identidad respecto al resto de deportistas. Fue conocida su ruptura con una Miss Universo por querer mantenerse casto hasta el matrimonio. Y también famosa fue la final del campeonato nacional, en la que escribió sobre la pintura de debajo de los ojos la cita bíblica “John 3:16”, que fue buscada en Google por más de 92 millones de personas aquel día.

Visibilidad – Su comportamiento en el campo y fuera de él le llevo a ser visible. De hecho, en las retransmisiones se hablaba del Tim Tebow Time, como un momento del partido en el que se paraba la narración para hablar de él y de su vida. Tebow publicó un libro en 2011 “A través de mis ojos. El viaje de un quarterback” el libro deportivo y religioso más vendido del 2011.

Sponsorización – Con este éxito de visibilidad, no es difícil que las marcas se quisieran asociar con él. De hecho, su camiseta fue lo más vendido en 2010.

Historia de superación – Era el menor de cinco hermanos, y su madre, estando embarazada pilló una contagiosa enfermedad por la que los médicos le recomendaron abortar. Finalmente Tim nació sin problemas, y el haber pasado por esa experiencia le convirtió en un activista pro-vida.

Plan de Futuro – Es escritor, conferenciante, predicador -ya lo ejercía en cárceles durante su etapa profesional-, comentarista de fútbol americano, y además es copresentador un programa de construcción de casas en FOX.

Responsabilidad Social – Tiene una fundación que realiza numerosas acciones especialmente con niños enfermos, y además ha construido un hospital especializado en ortopedia en Filipinas -su país de nacimiento, pues sus padres se encontraban allí de misiones- para niños con discapacidades físicas.

Autoconocimiento – Tebow habla de lo que sabe, de su vida, de su aprendizaje. El próximo octubre publicará un nuevo libro llamado “Shaken. Descubriendo tu verdadera identidad en el medio de la tormenta de la vida”, en el que aborda como afrontó no conseguir sus metas deportivas desde la fe cristiana.

Su mensaje – Su lema de vida: El verdadero éxito no se mide con posesiones físicas, y sí en la cantidad de vidas que cambias.

Bienvenidos

En este blog voy a hablar de marca personal deportiva, lo que significa que hablaré todos los aspectos que influyen en la vida de un profesional del deporte sin tener en cuenta ni lo técnico ni táctico de su disciplina de deportiva. El cómo piensa, actúa, se relaciona y se comunica en su día a día.

Será un repaso de la vida de un profesional del deporte desde el ámbito del coaching, el emprendimiento, el marketing y la comunicación, buscando una mayor eficacia en sus actuaciones para sacar un mayor rendimiento deportivo y económico que le permita vivir de su profesión.

Estaré encantada con que me leas, contenta si lo compartes, pero seguro que aprenderé más si intercambiamos opiniones, así que no te cortes y participa comentando los temas que propongo o proponiendo tú otros nuevos.

Que por mí no quede.

Comenzamos…