Cómo preparar un dossier de patrocinio deportivo individual

Eres deportista, buscas patrocinador, y te han dicho que lo mejor es tener un dossier de patrocinio para entregarlo a las marcas. Perfecto, es buen consejo, aunque no tu única opción -networking, crowdfunding, plataformas de patrocinio…-, pero, ¿qué pones en ese dossier?

Tu dossier de patrocinio es como un currículum, pero en vez de buscar trabajo, buscas patrocinador. A tu futuro ‘contratador’ debes mostrarle tus cualidades, capacidades, experiencia, y los beneficios que le aportas.

Como Personal Brander te diré que la estructura de los contenidos que todos los deportistas ponéis es muy similar, pasa lo mismo que con las plantillas de los CV. Por eso, te invito a que pongas interés en diferenciarte, en dejar tu marca personal.

Puedes hacerlo con el formato. Un diseño que te defina, en color, en tamaño. No te limites al papel o al pdf, piensa que podrías grabar un video, diseñarlo sobre algún accesorio de competición, o entregarlo junto algún detalle relacionado contigo o tu deporte. Todo esto son sugerencias que cualquiera puede aplicar, tienes que buscar lo que te represente a ti.

Y puedes hacerlo en el mensaje, resaltando tu propuesta de valor. Responde a estas preguntas:

  • ¿Por qué te deberían patrocinar a ti y no a otro deportista con similar rendimiento deportivo?
  • ¿Qué transmites tú que te haga ser el elegido?
  • ¿En qué valores y atributos coincides con esa marca que os ayude a conectar?
  • ¿Qué tienes tú que ayude a la marca patrocinadora a posicionarse como ellos quieren/necesitan?

Tu dossier es genérico así que solo responderá a la primera pregunta. Te aconsejo que prepares una carta de presentación donde respondas a estas preguntas específicamente para cada marca a la que te diriges. Eso sí, antes de ponerte en contacto con ellas, deberías seleccionar marcas que creas que conectan contigo, con tus valores. Aunque todas te puedan aportar ingresos, no todas te deberían valer a ti.

Estructura de contenidos para tu dossier de patrocinio:

  • Portada. Aquí la recomendación es poner una imagen deportiva atractiva. Es importante que la foto sea de calidad y que transmita alguno de los atributos de tu marca personal que quieres destacar. Cuando buscas patrocinio, ofreces imagen de marca, por lo que las fotos, el cuidado de otras marcas y el diseño es importante -depende de tus conocimientos, puede que te merezca la pena contratar a un diseñador-. Además de la imagen, pon tu nombre deportivo y las marcas con las que trabajas en la actualidad, porque las marcas atraen a más marcas.

  • Presentación breve. Nombre, edad, lugar de nacimiento, la modalidad deportiva que practicas y tu relevancia en el panorama nacional e internacional (no hace falta que pongas todo tu palmarés, con lo más destacado es suficiente, aunque si quieres ponerlo, hazlo de manera visual y abreviada).

  • Objetivos deportivos a corto y medio plazo. Cuenta para qué te estás preparando, demuestra confianza, y seguridad. Habla de tu dedicación, de tu preparación física y de tu entrenador.

  • Calendario de competición. No hace falta que sea muy detallado, solo indicar las competiciones previstas más destacadas -indicando fecha y lugar de celebración-. Pon el número total de pruebas en las que mostrarás a tus patrocinadores y la repercusión que tienen dichas competiciones.

  • Repercusión. Como decíamos en ‘los tres caminos de la visibilidad’ muestra aquí tu repercusión, de forma presencial, digital y mediática. Fotos de entregas de premios y actos públicos, capturas de tu web y redes sociales (muestra cómo cuidas a tus patrocinadores actuales), y recortes de medios de comunicación: entrevistas, reportajes o noticias más importantes o que creas que reflejan mejor quién eres.

  • Acciones sociales. Tus intereses y acciones de responsabilidad social individual. Cuenta aquí que acciones realizas o si estás interesado en participar y colaborar con acciones o temas concretos.

  • Espacios publicitarios. Aquí debes mostrar los soportes publicitarios que ofreces a los patrocinadores. No te quedes solo en material deportivo y vestimenta, piensa también en contenidos: videos, redes sociales, web, encuentros digitales, merchandising… Cualquier espacio en el que las marcas puedan mostrarse. Se original, como en su día David Meca con el Body Marketing. Antes de pensar en soportes, debes conocer las normas relativas a la publicidad de tu deporte, federación y de cada competición.

  • Propuesta de patrocinio. Muestra distintos paquetes de patrocinio con un precio y unos servicios y beneficios para el patrocinador. Abre siempre la posibilidad de diseñar una propuesta de patrocinio personalizada y adaptada a la marca interesada.

  • Para finalizar, te propongo que tengas un espacio con una nube de palabras que muestre todas las características, valores y atributos que se te atribuyen ti y a tu deporte. Todo aquello que te puede hacer conectar con tu patrocinador y con sus clientes, con tus seguidores.

Piensa que un patrocinador no solo te quiere para vincularte a su marca y reforzarla con tus atributos y valores, o como embajador de marca, también te quieren como persona influyente, que logrará que sus seguidores compren los productos y servicios que consume.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] que no es, pero en este caso me servirá para explicar los tres documentos –cuatro, si incluimos el dossier de patrocinio, ya lo expliqué en este post– que debe tener preparados un deportista […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *