La profesionalidad da el éxito al talento

Hace unos meses Patricia Ramírez, reconocida psicóloga deportiva, cerraba su columna en el diario Marca con esta afirmación: “Se busca un profesional. Sin talento deportivo, no hay jugador, pero sin el saber estar de un profesional tampoco te servirá mucho su talento deportivo”. No puedo estar más de acuerdo.

¿Qué es la profesionalidad?

Para mí, ser profesional es responsabilizarte de tus actos, y adquirir conocimientos y modelar hábitos para desempeñar tu labor de la mejor manera posible.

A menudo, cuando hablamos en deporte de un comportamiento profesional tendemos a pensar en una buena alimentación, acondicionamiento físico, respeto del descanso y revisiones médicas periódicas.

Sin embargo, hay cuatro aspectos más, de ámbito profesional, que podrían ayudar a un deportista a la mejora del desempeño de su trabajo:

  • Una correcta selección de personas en su entorno profesional: Entrenador personal, fisio, médico, coach, psicólogo, jefe de prensa, agente, abogado, asesor fiscal.
  • Mejora de las habilidades sociales: educativas, participativas, emocionales, gestión de las relaciones, gestión del estrés, organización temporal.
  • Gestión y mejora de habilidades comunicativas, offline y online.
  • Autoconocimiento para la identificación de talento y fortalezas.

Voy a cerrar el post centrándome en este último punto, y es que el principal error en la gestión del talento es no reconocerlo o no valorarlo en su medida y obsesionarnos con lo que nos falta. Hablando claro, erróneamente prestamos más atención a las debilidades que a las fortalezas.

Imaginaos un partido de vuestro deporte favorito. ¿Cuáles son las jugadas que más os gustan? Personalmente, las mías son cuando un deportista hace que parezca fácil lo difícil. En esos momentos siento que aprovecha su talento.

Me encanta ver competir a un deportista que sabe lo que se le da bien hacer y lo explota. Me da mucha rabia cuando veo a otro que se empeña en hacer cosas que no forman parte de su juego. Estoy de acuerdo en que siempre se puede mejorar y en tratar de ser un deportista completo, pero si quiere ganar, deberá basar su éxito en lo que se le da bien y no al revés. Es como si queremos que Nadal gane un partido gracias a sus aces, que Bolt gane la carrera saliendo el primero desde los tacos o Mireia en los virajes, cuando sus fortalezas, su talento, se explotan en otra parte de la competición.

El otro día decía que una cabeza bien amueblada y un buen entorno social son vitales para llegar al éxito, la tercera clave es la gestión profesional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *