Redes sociales profesionales para deportistas

Seleccionar las redes sociales en las que decides estar es importante, porque tener perfil no es lo mismo que ser activo. Las redes sociales profesionales están hechas para todos los profesionales, incluidos los deportistas, que pueden sacarle provecho en un terreno que les preocupa, el de la búsqueda de patrocinio y colaboradores.

Que me disculpen en bebeBee y Xing, pero yo voy a hablar de LinkedIn, porque es la red profesional más utilizada. De hecho, este año ha superado los 450 millones de usuarios en el mundo y los 8 millones en España. También hay que decir que su actividad es aún muy reducida, pues la mayoría aún lo usa más como un archivador de curriculums, que como una gran sala virtual de networking, que debería ser su uso más habitual.

LinkedIn es la red social donde los responsables de patrocinio y marketing pueden conectar directamente con los deportistas y viceversa. Y no sólo de patrocinadores, sino también con proveedores técnicos, marcas deportivas, periodistas deportivos o distribuidores de productos relacionados con la mejora física, la nutrición, la recuperación de lesiones… y también está el ámbito profesional no deportivo.

Hace unos días, en el taller de Comunicación y Deporte organizado por el Instituto Andaluz del Deporte y Avance Deportivo, hablábamos de ser proactivos. En mi ponencia hablé de marca personal, de asumir la capacidad de influir en nuestro prestigio, visibilidad y éxito profesional. LinkedIn es un lugar para ser proactivos e ir en busca de personas que nos ayuden y acompañen en nuestro camino, el sitio para hacer aliados y posibles clientes. No esperes a que vengan a ti.

Estos últimos días estuve cotilleando los perfiles en LinkedIn de los olímpicos españoles. De los 307 deportistas que fueron a Río representando a España, sólo 55 tienen perfil, aunque para once de ellos, es como si no lo tuvieran. Teniendo en cuenta criterios de fotografía, número de contactos, extracto y explicación de la experiencia y formación, solo una veintena tendrían un perfil correcto. Y da rabia, porque este verano desde Danone Academy se propusieron ayudarles a mejorar. Mi sensación es que falta que tengan claro la estrategia que hay detrás de su marca personal, y una mejor redacción y presentación de sus mensajes en los que destaquen su propuesta de valor.

Lo que más me ha llamado la atención es la falta de equilibrio en sus perfiles entre la información deportiva y la profesional. Están los que apenas nombran que son deportistas profesionales y olímpicos, y los que exponen todo su currículum deportivo. Es más, los hay que prefieren llamarse estudiantes que deportistas.

No hay que esconder que se es deportista, es más, hay que destacarlo, incluso si no eres profesional. Ser deportista conlleva una serie de valores y comportamientos que gustan a los empresarios, da información sobre ti, aunque sea en el ámbito del derecho o la medicina, por decir cualquiera. “Los deportistas de disciplinas individuales saben lo que es la constancia, el afán de superación, la iniciativa, la concentración y la toma rápida de decisiones. Los que practican deportes de equipo tienen todo eso, pero además gozan de visión de conjunto, generosidad y lealtad”, decía Sandalio Gómez en 2014 para este artículo de Expansión.

LinkedIn no es una red que te de mucha visibilidad o que te acerque a los aficionados, es una red en la que harás contactos, encontrarás patrocinadores y proveedores.

Para terminar, aquí tienes diez consejos para utilizar LinkedIn de manera proactiva.

  1. Completa tu perfil correctamente:
    • Foto adecuada. Lo ideal son fotos en tamaño plano corto-medio, con fondo neutro, vistiendo ropa deportiva oficial (o ropa de calle) y sin gafas de sol ni gorra, que se identifique bien la cara. Usa la imagen de fondo para patrocinadores o para un entorno deportivo si elegiste ir de calle en la foto de perfil.
    • Un párrafo de tu vida profesional y otra de la deportiva, dando prioridad según tu momento vital. Habla de tu experiencia, formación, tus intereses, tus sueños y metas. Destaca lo que te diferencia del resto y lo que ofreces.
    • Contenido extra. Es interesante facilitar un dossier con tu información deportiva y opciones de patrocinio, o enlazar entrevistas y que sientas que transiten bien quién eres y en qué momento estás.
    • Experiencia y Formación. Destaca lo importante, explica brevemente lo que sea necesario.
    • Crea una url personalizada.
  2. Cuando vayas a un evento, presta atención a la gente que conoces, a su empresa, cargo y nombre.
  3. Haz una lista de personas objetivo a las que te interesaría conocer.
  4. Ten claro lo que ofreces a esos contactos, y lo que tú necesitas de ellos.
  5. Conecta en LinkedIn con los profesionales que conozcas y con los de tu lista objetivo.
  6. Prepara un mensaje de solicitud de amistad, no mandes el típico “…. quiere contactar contigo”.
  7. Recibe a tu nuevo contacto con un mensaje de bienvenida a tu red si eres tú la que ha recibido y aceptado la solicitud.
  8. Desvirtualiza a tus contactos. La red está muy bien para crear nuevas relaciones, pero lo ideal para afianzarlas es conocerse en el mundo real.
  9. Interactúa con tus contactos, revisa sus publicaciones, comparte y agradece su colaboración.
  10. No esperes al futuro profesional, hoy ya tienes una profesión, la de deportista, con la que puedes destacar y conectar en la red.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *